ENCICLOPEDIA FINANCIERA

Comportamiento Económico


Diccionario  |  Terminología  |  Empresas

Los modelos de comportamiento en la economía suelen ser dirigidos a un mercado particular, observando la anomalía y modificando la norma neo-clásica con la descripción de modelos de toma de decisiones.

En general, la economía basa su teoría en el modelo neoclásico, aunque el supuesto estándar de la conducta racional es a menudo cuestionado.

Los críticos de las finanzas conductuales suelen insistir en la racionalidad de los agentes económicos (véase Myagkov y Plott (1997), entre otros). Ellos sostienen que el comportamiento observado experimentalmente, no es aplicable a situaciones de mercado, donde las oportunidades de aprendizaje y de la competencia garantizan al menos una aproximación a un comportamiento racional.

Otros señalan que las teorías cognitivas, como la teoría de las perspectivas, son modelos de toma de decisiones, de comportamiento económico no generalizado, y son aplicables solamente a casos particulares.

Los economistas tradicionales son también escépticos de las técnicas basadas en la experimentación y las encuestas que se utilizan ampliamente en la economía conductual. Los experimentos y las encuestas deben ser diseñados cuidadosamente para evitar sesgos, el comportamiento estratégico y la falta de compatibilidad, y muchos economistas desconfían de los resultados obtenidos de esta manera debido a la dificultad de eliminar estos problemas.

Rabin (1998) rechaza estas críticas, afirmando que los resultados suelen ser reproducidos en diversas situaciones y países, y pueden conducir a una buena visión teórica. Los economistas conductistas también han incorporado estas críticas, centrándose en los estudios de campo en lugar de experimentos de laboratorio. Algunos economistas ven en esta división como una escisión fundamental entre la economía experimental y la economía del comportamiento, pero los economistas prominentes de comportamiento y experimentales tienden a superponer técnicas y enfoques para responder a las preguntas más comunes. Por ejemplo, muchos economistas del comportamiento están investigando activamente neuroeconomía, que es totalmente experimental y no se puede verificar en el campo.

Otros defensores de la economía conductual tienen en cuenta que los modelos neoclásicos no suelen predecir los resultados en el contexto del mundo real. Las perspectivas del comportamiento pueden ser utilizadas para actualizar las ecuaciones neoclásicas, sirviendo para predecir correctamente algunos de los resultados en los que los modelos tradicionales han fracasado.

Atrás Siguiente

 

Todos los derechos reservados

 contacto publicidad legal

Enciclopedia Financiera