ENCICLOPEDIA FINANCIERA

Impuesto sobre el Patrimonio


Diccionario  |  Terminología  |  Empresas

El impuesto sobre el Patrimonio es un tributo correspondiente al sistema tributario español, de devengo anual, carácter directo y naturaleza personal que grava el patrimonio neto del que fuesen titulares las personas físicas a fecha de 31 de diciembre de cada año.

El Impuesto sobre el Patrimonio ha sido suprimido con vigencia desde el 1 de enero de 2008.

Nace en virtud de la Ley 50/1977, de 14 de noviembre, aunque actualmente la normativa básica del tributo en España descansa en la Ley 19/1991, de 6 de junio.

El hecho imponible, según el artículo 3 de la Ley 19/1991, es la "titularidad por el sujeto pasivo en el momento del devengo del patrimonio neto". Así pues, la base imponible será el valor del patrimonio neto del sujeto pasivo, entendiendo por patrimonio neto al conjunto de los bienes y derechos con contenido económico de los que sea titular el sujeto pasivo, una vez se le reste el valor de las cargas y gravámenes que recaigan sobre los bienes, así como las deudas u obligaciones personales de las que deba responder.

El impuesto sobre el Patrimonio está cedido a las autonomías, de manera que éstas obtienen el total de la recaudación, se encargan de su gestión y pueden regular su mínimo exento, su tarifa y sus deducciones.

Se trata de una de las figuras impositivas más criticadas, afirmando que produce múltiples casos de doble imposición, y que supone una penalización del ahorro. Todo ello, junto con su escasa capacidad recaudatoria, hacen que se trate de una figura susceptible de ser suprimida a nivel estatal. En este sentido, muchas comunidades autónomas, que se benefician de la cesión que el Estado hace del tributo, ya lo han derogado de facto.

De la Unión Europea, sólo Luxemburgo, Finlandia, Suecia y Francia tienen un equivalente al impuesto sobre el Patrimonio español.

Antiguamente, cuando los tipos de interés estaban por encima del 10% y con un importe mínimo de 16.000.000 ptas había poca gente que tuviese que presentarlo, pero en la situación actual, al no haber actualizado las tarifas, es especialmente importante que ya esa cifra de importe mínimo para estar obligado a presentarlo lo cumplen muchísimos españoles. Además es especialmente significativo que el tipo impositivo puede superar el 2% del patrimonio lo que con tipos de interés por debajo del 5% lo hace tremendamente gravoso. Existe compromiso electoral para quitarlo en esta legislatura.

Atrás

 

Todos los derechos reservados

 contacto publicidad legal

Enciclopedia Financiera