Devengo en contabilidad


Diccionario  |  Terminología  |  Empresas

Una empresa entrega un producto a un cliente que lo pagará 30 días después en el próximo año fiscal, que comienza una semana después de la entrega. La compañía debe reconoces este ingreso en la cuenta de resultados del presente año fiscal de la entrega, aunque lo vaya a cobrar durante el siguiente período contable. Esto es, las transacciones se contabilizan cuando se producen las entregas de bienes o prestaciones de servicios no cuando se cobran. Como aún no se ha cobrado esa entrega, en lugar de aparecer en el activo el dinero, se utilizará otra cuenta de activo que registrará la deuda que el cliente tiene con la empresa. Del mismo modo, el vendedor que vendió el producto, ganó una comisión en el momento de la venta. La compañía reconocerá la comisión como un gasto en su cuenta de resultados corriente, aunque el vendedor realmente le pagará al final de la siguiente semana en el próximo período contable. Esta comisión también es un pago pendiente (pasivo) en el balance para del ejercicio en que se hace la venta, por lo que se registrará en una cuenta de pasivo hasta su pago efectivo el ejercicio siguiente.

Por tanto, existen fundamentalmente la contabilidad basada en el devengo, origina dos tipos de cuentas:

Ingresos devengados

Los ingresos devengados se contabilizan en una cuenta de activo, como los ingresos no pagados de una entrega de bienes o servicios, cuando dichos ingresos se generan y se reconoce un ingreso relacionado, mientras que el efectivo se recibirá en un período posterior, cuando el importe se deduce de los ingresos devengados.

En la industria de alquiler, hay acumulaciones de ingresos especializados para los ingresos de alquiler que cruza los límites del mes final. Por ejemplo, un contrato de alquiler que comenzó el 15 de enero y que se facturó de forma recurrente mensual no generará su primera factura hasta el 14 de febrero. Por lo tanto, al final del ejercicio financiero de enero se debe incrementar el devengo por dieciséis días del cargo mensual. Esto puede ser una base proporcional sencilla (por ejemplo, 16/31 de la carga mensual) o puede ser más complejo si sólo se cobran días de semana o se utiliza un mes estandarizado (por ejemplo, 28 días, 30 días, etc.).

Gastos devengados

El gasto devengado es un pasivo cuyo plazo o cantidad puede ser incierto en virtud del hecho de que aún no se ha pagado. Un ejemplo de un gasto devengado es una obligación pendiente de pago por bienes o servicios recibidos de una contraparte, mientras que el efectivo debe ser pagado en un período contable posterior cuando la cantidad se deduce de los gastos devengados.

Los pasivos comerciales son pasivos para pagar por bienes o servicios que han sido recibidos o suministrados y que han sido facturados o formalmente acordados con el proveedor.

Los gastos devengados son pasivos para pagar por bienes o servicios que han sido recibidos o suministrados pero no han sido pagados, facturados o formalmente acordados con el proveedor, incluyendo los montos adeudados a los empleados (por ejemplo, los montos relacionados con el pago de vacaciones devengadas).

Aunque a veces es necesario estimar la cantidad o el calendario de los devengos, la incertidumbre es generalmente mucho menor que la de las provisiones.

Las provisiones se pueden distinguir de otras obligaciones como las cuentas por pagar comerciales porque hay incertidumbre sobre el momento o la cantidad de los gastos futuros requeridos en la liquidación.

Para aumentar la confusión, algunos sistemas de contabilidad legalistas adoptan una visión simplista de los «ingresos devengados» y de los «gastos devengados», definiéndolos como ingresos o gastos que no han sido formalmente facturados, debido principalmente a consideraciones fiscales, ya que en algunos países el acto de emitir una factura crea ingresos imponibles, incluso si el cliente no paga en última instancia y el crédito relacionado se convierte en incobrable.

Atrás Siguiente

 

Todos los derechos reservados

 contacto publicidad legal Política de Cookies

Enciclopedia Financiera, haciendo fácil la economía