ENCICLOPEDIA FINANCIERA

Asignación de costos


Diccionario  |  Terminología  |  Empresas

La asignación de costos es un proceso de distribución de los costos que generan los departamentos que prestan servicios compartidos por toda la organización para prestar uno o varios productos o servicios. A su vez, el gasto asociado se asigna a los centros de coste de los clientes internos que consumen los productos y servicios. Por ejemplo, el Director de información puede proporcionar todos los servicios de Tecnologías de la Información dentro de la empresa y estos costos se asignaa de nuevo a las unidades de negocio que consumen cada oferta.

Los componentes básicos de un sistema de asignación de costos consisten en una forma de rastrear qué unidades proporcionan un producto y/o servicio, que unidades consumen los productos y/o servicios y una lista de ofertas de cartera (por ejemplo, catálogo de servicios). Dependiendo de la estructura operativa dentro de una empresa, los datos de asignación de costos pueden generar una factura interna o un reembolso en el sistemas de planificación de recursos empresariales. El acceso a los datos a través de un módulo de facturación o de devolución de cargos son los métodos típicos que se emplean para la reasignación de costos. A cambio, los datos de consumo se convierten en una gran fuente de información cuantitativa para tomar mejores decisiones empresariales.

Las organizaciones actuales se enfrentan a una creciente presión para controlar los costos y permitir una gestión financiera responsable de los recursos. En este entorno, se espera que una organización proporcione servicios de manera rentable y proporcione valor de negocio mientras opera bajo estrictas restricciones presupuestarias. Una manera de contener los costos es implementar una metodología de asignación de costos, donde sus unidades de negocio se vuelven directamente responsables de los servicios que consumen dentro de la organización.

Una metodología eficaz de asignación de costes permite a una organización identificar qué servicios se prestan y qué cuestan, asignar los costes a las unidades de negocio y gestionar la recuperación de costes. Bajo este modelo, tanto el proveedor de servicios como sus respectivos consumidores toman conciencia de sus requisitos de servicio y uso y cómo influyen directamente en los costos incurridos. Esta información, a su vez, mejora la disciplina dentro de las unidades de negocio y la disciplina financiera en toda la organización. Disponiendo de esta información sobre los servicios prestados, las unidades de negocio se empoderan y se animan a tomar decisiones informadas sobre los servicios y los niveles de disponibilidad que solicitan. Pueden hacer concesiones entre los niveles de servicio y los costos, y pueden comparar los costos internos con proveedores alternativos.

Atrás Siguiente

 

Todos los derechos reservados

 contacto publicidad legal

Enciclopedia Financiera, haciendo fácil la economía