ENCICLOPEDIA FINANCIERA

1. 10. Tipos de acciones

Videos | Definimos | Manuales

Diccionario | Empresas | Buscar

Invertir en Bolsa

01-06-2017

Acciones ordinarias

Las acciones ordinarias garantizan al accionista el derecho a participar y votar en juntas generales de accionistas ordinarias y extraordinarias. Los accionistas ordinarios tienen derecho a ver el libro de socios y el acta de las juntas, tienen acceso al estado financiero antes de que se celebre la junta que lo aprueba, reciben pago de dividendos cuando la empresa presenta beneficios y, en caso de disolución de la compañía, los accionistas ordinarios son los últimos que cobran.

Acciones preferentes

Los accionistas preferentes no tienen derecho a participar y votar en juntas ordinarias. Sin embargo pueden hacerlo en las extraordinarias. En cambio tienen garantizado el pago de un dividendo que normalmente es superior que el de las ordinarias y en caso de disolución de la sociedad, cobrarían antes que los ordinarios.

El capital en acciones de la compañía puede estar compuesto por acciones preferentes y "saving shares" hasta un 50% para no dar demasiado poder a los accionistas ordinarios. (Si el capital en acciones de la compañía está compuesto de un 5% en acciones ordinarias y un 95% en preferentes, los accionistas ordinarios controlarán la compañía totalmente con sólo este 5%, ya que serían los únicos con voto en las juntas).

Acciones "Saving"

Los accionistas "saving" no tienen ningún derecho a participar ni a votar en las juntas, tanto en las ordinarias como en las extraordinarias. A cambio reciben el pago de un mínimo dividendo. En caso de liquidación de la compañía estos accionistas tienen derecho al total del valor nominal de sus acciones. Cobran antes que los accionistas ordinarios y los preferentes.

Estas acciones sólo pueden ser compradas por accionistas catalogados y son siempre acciones nominativas.

Tienes derecho, por ley, a recibir un dividendo de un 5% del valor nominal de la acción o de un 2% más del dividendo ordinario.

¿Qué sucede si la compañía no puede pagar el dividendo?

Teniendo estas acciones, dispones de una pequeña protección: si la compañía en los dos años siguientes vuelve a tener beneficios, recibirás la parte del dividendo pendiente.

Pueden ser convertibles o no convertibles, en las convertibles puedes elegir si quieres ser accionista ordinario o no. Obviamente este tipo de opción tiene su propio valor, el precio de las acciones convertibles es superior al de las no convertibles.

En el actual sistema económico tanto estas acciones como las preferentes están pasando de moda. Las emiten sólo las empresas que quieren capital pero sin perder nada de control. Los inversores están cada vez menos interesados en este tipo de productos y ninguna compañía del Nuevo Mercado los tiene.

Algo asombroso..

¿Te has fijado alguna vez en los precios de las acciones? Si lo has hecho, te habrás dado cuenta que los precios de las acciones ordinarias son mucho más altos que los de las preferentes. Hemos comentado que las acciones preferentes, pagan dividendos más altos con lo que parece extraño que coticen con un descuento tan fuerte con respecto a las ordinarias, en ocasiones hasta del 40% y 50%.

Sin embargo, esto no es tan irracional, cuando compramos acciones ordinarias, estamos comprando el derecho de votar en las juntas. Este derecho tiene un precio.

Si un accionista o un grupo de accionistas poseen más del 50% o incluso del 68%(en ocasiones necesitas 2/3 para la mayoría) de las acciones de la empresa, el voto del resto de los accionistas no cuenta nada. Por lo tanto el descuento se reduce. Por otro lado, si el capital de la compañía está muy repartido y puede ser objeto de una compra ( OPA por parte de otra compañía) el descuento se aumenta.

Sin embargo hay ocasiones en las que las preferentes pueden valer más que las ordinarias. Esto puede ser debido a que la compañía lleve dos años malos y no haya pagado dividendos. Las expectativas de la compañía, son de recuperarse y se espera que vuelva a dar buenos beneficios. Los accionistas preferentes tienen la posibilidad de recibir los dividendos de tres años, mientras que los ordinarios han perdido estos dos años en cuanto a los dividendos.

Anterior | Siguiente

 

 

 

Todos los derechos reservados

 contacto publicidad legal Política de Cookies

Enciclopedia Financiera, haciendo fácil la economía