ENCICLOPEDIA FINANCIERA

Manual de Hipotecas

Diccionario  |  Terminología  |  Manuales

3. 4. Según el tipo de cuota de la hipoteca

Índice | Otros manuales

Cuota Constante

(capital + intereses): Es la más utilizada, y consiste en una cuota mensual o trimestral, comprensiva de intereses y amortización, que permanece invariable durante toda la vida de la hipoteca. En el caso de intereses variables, en cada período de variación de intereses (generalmente cada año), esta cuota varía, y se mantiene constante para ese período; cada año la cuota se ajusta, teniendo en cuenta el saldo deudor del momento, el plazo restante y el interés en vigor.

La cuota constante (capital + intereses) es la más habitual debido a su "comodidad", puesto que se paga lo mismo durante toda la vida de la hipoteca, no exigiendo períodos de más esfuerzos.

Cuota Regresiva

(amortización constante): Consiste en pagar en los períodos pactados (mensuales o trimestrales) un importe de capital o amortización constante durante toda la vida de la hipoteca, siendo la cuota total resultante regresiva, al irse reduciendo los intereses.

Con esta cuota, al inicio de la hipoteca se hace frente a unos pagos bastante elevados, exigiéndose por tanto una elevada capacidad de pago, pero luego se van reduciendo considerablemente.

Ambas cuotas, constante o regresiva, están tratadas en nuestro sistema informático y además, están soportadas en las minutas estandarizadas a facilitar a notarios.

Cuota Progresiva

Es la utilizada en las hipotecas sobre viviendas. Se trata de una cuota comprensiva de capital e intereses, que aumenta cada año en una progresión aritmética con respecto de la del anterior.

Cuota Fija con plazo Variable

Para prevenir las oscilaciones que puedan afectar a las cuotas mensuales/trimestrales, en las hipotecas a tipo variable se fija la cuota que permanece constante a lo largo de toda la vida de la hipoteca. Las alteraciones en los tipos de interés alargan el plazo total si se producen alzas, y lo reducciones se produce descenso en los tipos. El plazo máximo se fija en función del tipo máximo al que podría liquidarse y que viene dado por el límite superior en la banda de fluctuación.

Anterior | Siguiente

 

 

 

Todos los derechos reservados

 contacto publicidad legal Política de Cookies

Enciclopedia Financiera, haciendo fácil la economía