ENCICLOPEDIA FINANCIERA

5. MERCADO DE OPCIONES

Videos | Definimos | Manuales

Diccionario | Empresas | Buscar

Invertir en Bolsa

01-06-2017

Si bien no fue hasta 1973 cuando apareció el primer mercado organizado de opciones (CHICAGO BOARD OPTIONS EXCHANGE –CBOE-), ya desde muchos años antes estos instrumentos eran empleados como mecanismos para cubrir los riesgos derivados de la evolución del precio de determinados bienes o activos. Su aceptación en los últimos años ha sido debida, principalmente, al incremento de la volatilidad del precio de los activos. Tanto las opciones como los futuros son instrumentos básicos para gestionar el riesgo que conlleva dicha volatilidad. Además, la pérdida máxima que genera la compra de una opción es su precio inicial, mientras que las ganancias potenciales son muy altas (potencialmente ilimitadas en el caso de las opciones call). Las opciones nos ofrecen la posibilidad de asumir riesgos elevados comprometiendo una pequeña cantidad de recursos económicos. Finalmente, como veremos al hablar de las distintas estrategias de inversión con opciones, el uso de opciones permite una gran variedad de combinaciones riesgo-rendimiento. Ello hace de las opciones instrumentos de gran flexibilidad para adaptarse con más facilidad a las necesidades de los inversores, y a su deseo de asumir más o menos riesgo con su inversión.

Como explicaremos más adelante, la diferencia fundamental entre una opción y un futuro es que, mientras que la opción confiere a su poseedor un derecho , el futuro implica una obligación. Esta característica es muy importante para determinar los perfiles de beneficio-pérdidas de las opciones, así como para entender su utilidad a la hora de cubrir riesgos y poder beneficiarse del movimiento del precio de un activo.

Anterior | Siguiente

 

 

 

Todos los derechos reservados

 contacto publicidad legal Política de Cookies

Enciclopedia Financiera, haciendo fácil la economía