ENCICLOPEDIA FINANCIERA

Manual de Invertir en Bolsa

Diccionario  |  Terminología  |  Manuales

1. 16. Las dos alternativas, Bonos vs Acciones

Índice | Otros manuales

Por ejemplo: Supongamos que quieres abrir una tienda que requiere una inversión de 60.000€, pero sólo tienes disponibles 50.000€. Tienes dos opciones para cubrir lo que te falta: Ir al banco u otra entidad de crédito para pedirlo. El banco te presta 10.000€ durante cinco años. Sabes que tienes que devolverle al banco el capital más los intereses prefijados en estos cinco años. Has contraído una deuda.

También le puedes pedir a un amigo o inversor los 10.000€ que te faltan y ofrecerle a cambio 1/6 de la tienda. Lo que significa que será copropietario de la tienda con el 16,66% de las acciones y participará en los beneficios y en las perdidas del negocio así como en los incrementos de valor de la compañía. Le has dado una parte del capital.

Si pasados cinco años vendemos la compañía en 120.000€ , el banco recuperaría los 10.000€ más los intereses y el accionista obtendría 20.000€. Si, por el contrario fuéramos a la bancarrota, el banco teóricamente seguiría recuperando sus 10.000€ y el accionista quebraría contigo.

Esto nos muestra de manera muy sencilla que la renta variable normalmente es más arriesgada que la renta fija y que los beneficios obtenidos dependen del riesgo que se asuma. Cuanto más riesgo asume un inversor, normalmente más beneficio obtiene por su inversión.

Las compañías tienen exactamente las mismas alternativas cuando están decidiendo cómo financiar nuevos proyectos o adquisiciones. Pueden emitir deuda, es decir pedir dinero prestado a los bancos o emitir bonos (Renta Fija) o pueden emitir nuevas acciones e incrementar su capital (renta variable).

Anterior | Siguiente

 

 

 

Todos los derechos reservados

 contacto publicidad legal Política de Cookies

Enciclopedia Financiera, haciendo fácil la economía