ENCICLOPEDIA FINANCIERA

características del riesgo

Diccionario  |  Terminología  |  Manuales

A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z

El riesgo como objeto de cobertura de un contrato de seguro, está configurado por un conjunto de caracteres individualizadores que determinan su esencia y naturaleza, y que influyen directamente en la determinación de la prima. Sin perjuicio de que en cada ramo de seguro, el riesgo guarda ciertas similitudes más o menos comunes, y que aun así, cada riesgo en concreto tiene unas características propias, la Doctrina clásica ha elaborado una tipología del riesgo, citando como caracteres propios del riesgo en el seguro:

caracteristicas del riesgo

  1. Incierto o aleatorio. El riesgo por esencia es aleatorio, la aleatoriedad e incertidumbre son características típicas del riesgo. Dicha incertidumbre debe analizarse desde dos puntos de vista diferentes. Por un lado hay incertidumbre en cuanto a su producción, no es previsible de antemano si el riesgo va o no a concretarse efectivamente en un siniestro; p. ej. en el caso de un seguro de incendios puede que nunca vaya a producirse el siniestro. Por otra parte, la incertidumbre del riesgo se centra en cuanto al momento de su producción, pues se desconoce cuándo tendrá lugar, es el caso del seguro de vida amparando riesgo de muerte, donde existe la certeza de que el fallecimiento del asegurado se producirá, aunque se desconoce en qué momento tendrá lugar.
  2. Posible o probable. El riesgo cubierto ha de ser posible, ha de tratarse de un riesgo que con mayor o menor probabilidad puede concretarse en siniestro, pues si existe la certeza absoluta de que nunca se producirá, la póliza de seguros pierde su razón de ser. Aparte de este límite a la probabilidad del riesgo por su imposible materialización en siniestro, se plantea otro de índole contraria, la frecuencia. Este segundo límite también es obvio, pues la excesiva frecuencia en la producción de siniestros desvirtúa el carácter del contrato de seguro, aparte de provocar una des-viación en los resultados económicos de la entidad aseguradora.
  3. Concreto. El riesgo objeto de una póliza de seguros ha de ser un riesgo concreto, que variará según el tipo de póliza de que se trate, las peculiares características del asegurado y de los bienes objeto de cobertura. La concreción del riesgo a cubrir es analizada por la entidad aseguradora desde una doble vertiente, según su aspecto cuantitativo y cualitativo. La entidad aseguradora, previamente a la aceptación del riesgo, realiza un análisis exhaustivo de las características y condiciones del riesgo, tomando en consideración todos los elementos caracterizadores que influirán en la determinación de la prima y la tarifa: naturaleza del riesgo, índice probable de siniestralidad, circunstancias de agravación, posibilidades de evitación, etc.
  4. Lícito. El riesgo ha de ser lícito, consecuencia lógica de la aplicación al contrato de seguro, del principio general de la contratación sobre la licitud del objeto. En este sentido, nuestro ordenamiento declara nulos los contratos de seguro celebrados en contravención de la ley, la moral, el orden público o que se concierten en perjucio de terceros.
  5. Fortuito. El riesgo debe derivar de caso fortuito o fuerza mayor, de modo que el siniestro se haya producido por un evento en el que no ha intervenido la voluntad humana, sino determinado por el azar. No obstante, las pólizas de seguros no se limitan exclusivamente a la cobertura de riesgos fortuitos, sino que amparan también aquellos que vengan producidos por la intervención de persona humana, aunque en estos casos entra en juego el derecho de subrogación de la entidad aseguradora en la persona del asegurado, para repetir frente al culpable de la producción del siniestro.
  6. Contenido patrimonial. El riesgo, y más concretamente, su materialización en siniestro, ha de tener una valoración económica, un contenido patrimonial que se traduce en el derecho indemnizatorio.
 

Últimas incorporaciones

catastro. Oficina pública que recoge un censo o padrón de las finc...
caso fortuito. El caso fortuito es el suceso acontecido sin intervención de la...
casar el tribunar supremo. En Derecho procesal, anular o revocar el Tribunal Supremo una sentenci...
casación. Instancia excepcional ante el Tribunal Supremo que asiste a los litiga...
cartera administrativa. Conjunto de valores, tanto de renta fija como variable, administrados ...
cártel. Acuerdo entre empresas cuyo objetivo, en general, es reducir los efect...

Siguientes definiciones

carga. Impuesto o tributo. Censo, servidumbre, hipoteca o cualquier otro grav...
carga de la prueba. Afirmación procesal que expresa la obligación de prueba ...
carga financiera. Cálculo de los costes en las operaciones crediticias, incluyend...
carta de cobertura. En el ámbito aseguratorio, con el nombre de carta de cobertura ...
carta de crédito. En Derecho mercantil, el documento crediticio por el que una persona a...
carta de garantía. En el ámbito aseguratorio general otra denominación de l...

 

 

Todos los derechos reservados

 contacto publicidad legal Política de Cookies

Enciclopedia Financiera, haciendo fácil la economía