ENCICLOPEDIA FINANCIERA

Invertir en diamantes


Diccionario  |  Terminología  |  Empresas

Históricamente, el precio de los diamantes en bruto ha sido controlado por De Beers Group, que tiene entre un 40% y 50% del mercado. Botswana es actualmente el mayor productor de diamantes con sus minas en Debswana, mediante una empresa conjunta entre De Beers y el Gobierno de Botswana. Sin embargo, desde la década de 1980, otros productores han desarrollado nuevas minas en Rusia, Canadá y Australia, desafiando el dominio de De Beers (históricamente la cuota de mercado De Beers fue considerablemente más alta, hasta del 80%). De Beers a través de su empresa comercial conocida como el DTC subido los precios al por mayor de diamantes tres veces en 2004 hasta un total del 14%. invertir diamantes

Los Estados Unidos son el mayor consumidor de diamantes en el mundo. EE.UU. representa el 35% de las ventas de diamantes, Hong Kong 26%, Bélgica 15% (Amberes es el mayor centro de comercio de diamantes del mundo), Japón 6%, e Israel el 4%. Israel y Bélgica, en particular, son importantes centros de conexión para el comercio de los diamantes por lo tanto sus números son engañosos. El precio de los diamantes fluctúa con la demanda mundial y la economía mundial.

Los precios de los diamantes pulidos varían ampliamente dependiendo de los quilates del diamante, el color, claridad y corte. En contraste con los metales preciosos, no hay un precio mundial universal por gramo de diamantes. Sin embargo, la industria utilica herramientas como el Informe Diamond Rapaport, Ajediam Diamantes de Amberes mensuales y la Guía de Gema, que se publican semanal o trimestral, como referencias de precios.

Viabilidad de utilizar los diamantes como una inversión

No hay escasez natural de diamantes. Los diamantes pueden ser sintetizados a un coste mucho menor que el precio del equivalente en diamantes naturales, y la química y estructura de la pureza de un diamante sintético puede ser superior a la de uno natural. Sin embargo, la composición química no es el único factor que determina su valor - la calidad del corte es incluso más importante. Por esto, los diamantes son una inversión problemática. Si bien es fácil comprar un diamante, no es fácil venderlo a menos que uno sea un comerciante de diamantes. El mercado es muy opaco, dependiendo de la calidad de la calidad de cada diamante en cuanto a tamaño, color y corte.

Además hay varios factores que contribuyen a la baja liquidez de los diamantes. Uno de los principales es la falta de un mercado donde se negocie y fije un precio, pero también su elevado coste individual y su no divisibilidad (un lingote de oro, puede dividirse mientras que un diamante no podemos cortarlo ya que se estropearía).

Atrás Siguiente

 

Todos los derechos reservados

 contacto publicidad legal

Enciclopedia Financiera