ENCICLOPEDIA FINANCIERA

Figuras de continuación o cambio de tendencia en Análisis Técnico


Diccionario  |  Terminología  |  Empresas

Análisis Técnico | Gráficos | H. Matemáticas

Doble techo

La figura de doble techo, dentro del Análisis gráfico de valores, es una figura de cambio de tendencia, y suele producirse al finalizar una fase alcista determinando un cambio de tendencia.

Para su formación el último máximo de cotización no debe alcanzar el nivel del anterior máximo obtenido, con un volumen de contratación inferior que indique un agotamiento de la tendencia del mercado, marcando posiciones de cambio.

Solamente cuando se produce la ruptura del nivel de precios de la base se completa la figura de cambio de tendencia.

Doble suelo

Dentro del Análisis gráfico de valores, la figura denominada doble suelo es una formación de cambio de tendencia de bajista a alcista.

Desde un punto de vista práctico se trata de una formación inversa al doble techo.

Como en la totalidad de los trabajos desarrollados en el Análisis gráfico de valores, los volúmenes de contratación diarios deben confirmar el cambio de tendencia, señalizando la necesidad de comprar.

Triples suelos y techos

Dentro del Análisis gráfico de valores, se denomina triples suelos y techos a figuras equivalentes al doble techo o al doble suelo pero con tres o más máximos o mínimos.

Su análisis es similar a las anteriores figuras, tendiendo a identificarse como tendencias laterales al alargarse en el tiempo.

Techo redondeado

en el análisis gráfico de los activos financieros, es una formación en los gráficos de precios que se produce al final de las tendencias alcista produciendo un cambio de tendencia, se forma por medio del agotamiento gradual de la tendencia alcista. Lo contrario del techo redondeado es la figura suelo redondeado

Supone un cambio paulatino o lento de una tendencia alcista a bajista, no produciéndose cambios radicales en el comportamiento del valor o índice analizado.

Para su formación los precios deben mantenerse en un máximo durante cierto tiempo, acumulándose volumen, que confirma la entrada de mayor número de operaciones e inversores que apoyan el cambio de tendencia. Cuanto mayor sea el volumen mayor será la reacción posterior y el cambio en la cotización.

Suelo redondeado

Suelo redondeado en el análisis gráfico de los activos financieros, es una formación en los gráficos de precios que anticipa un cambio muy lento y gradual de tendencia durante un período dilatado en el tiempo, se forma por medio del agotamiento gradual de la tendencia bajista para posteriormente empezar a girarse al alza con un cambio de tendencia alcista.

Se suelen producir en situaciones de crisis o recesión económica, con rentabilidades empresariales bajas o negativas y normalmente en valores de escaso nivel de contratación.

Se le conoce también por términos como sopera o cuenco por parecerse la figura a éstos últimos. Lo contrario del suelo redondeado es la figura techo redondeado y aunque se dan con poca frecuencia aparecen en mayor número de veces que los techos. Suelen ir acompañados de una disminución del volumen de contratación en la curva descendente y de un aumento de volumen cuando la tendencia cambia al alza.

Para un inversor a largo plazo el suelo redondeado le reduce la rentabilidad al ser muy prolongado en los precios mínimos.

Etapa descendente

Motivado por malas perspectivas económicas, la cotización cae durante meses y los inversores van perdiendo interés por el valor, el volumen desciende paulatinamente a medida que cae.

Etapa de suelo o soporte

Tras un anterior descenso, se alcanzan unos precios mínimos (zona de soporte) permaneciendo en estos niveles durante meses enteros. Al sufrir una dura caída anterior y ver que la cotización se mantiene tanto tiempo en mínimos, los inversores pierden la esperanza de subida y hace que casi no se realicen operaciones de negocio por su poco atractivo, esta etapa es de muy escaso o casi nulo volumen de contratación.

Etapa Ascendente

En la segunda mitad de la curva, empieza a acentuarse un cambio de dirección alcista, la razón del comportamiento que justifica esta reacción alcista viene producida por la compra de inversores, primero de aquellos que conocen alguna información optimista de noticias que van a mejorar la situación futura económica del valor produciéndose una subida repentina y posteriormente de inversores que se unen a la compra animando así a subir la cotización. En este momento el volumen de contratación aumenta considerablemente hasta el punto que se produce una buena subida que da fin a su larga estancia en mínimos.

Vuelta en un día alcista y bajista

Las formaciones denominadas vuelta en un día alcista y bajista son formaciones de cambio de tendencia que se producen al final de un movimiento al alza o a la baja del mercado.

Cuñas ascendentes y descendentes

Dentro del Análisis gráfico de valores, las figuras calificadas como cuñas ascendentes y descendentes son formaciones denominadas triangulares, dentro de la categoría de figuras de cambio de tendencia.

Atrás Siguiente

 

Todos los derechos reservados

 contacto publicidad legal

Enciclopedia Financiera